me suscitas inocencia

Suscitas en mí inocencia
la palabra mágica que proclamas;
resuenas en mis oídos sin tenerte delante,
las caricias desnudas en la cama;
los sonidos del tiempo tras tu cintura;
y una rima que se genera lenta,
pausada como dos enamorados besándose;
donde la palabra resulta el cúlmen del destino...

Ausentado del tiempo donde me crié
renací el dia que iluminaste mi camino,
y surgieron a borbotones sensaciones que creí muertas;
resurgen de mis cenizas sonidos adolescentes,
sin olvidar la madurez que me da los años
y el dolor que aún traigo a mis espaldas....

Desnudo me hallo ante tí,
con el mismo miedo que la primera vez que te ví
los mismos nervios,
y la palabra sale sola de mis labios
llamándote en silencio
hacia los motivos que me hicieron crear poesía


Comentarios

Entradas populares de este blog

Te describo de nuevo

Queda poco

Tu y yo