cuatro

Eres la sal y la pimienta que aliñan mis versos,
el silencio de la balada que escriben tus pies
como los relojes que dejaron de tener hora,
era la hora en punto, cuando tu y yo nos vimos,
y no existía nadie más, no necesitábamos nada mas,
no busqué, apareciste, y te convertiste en parte de mi,
has puesto color a mis días, ya no son monótonos....


Luces y sombras, pero siempre tu conmigo,
como un yin yang. somos distintos, pero somos iguales,
yo en ti y tu en mi, distintos pero complementarios
en íntima sensación, como si hubiésemos sido lo mismo
un mismo código genético de amor, y cariño,
no hacia falta decir nada, lo decíamos todo

La noche acompaña mis sonrisas,
en ellas tus manos en mi espalda
y mis manos en tu cintura, bailando juntos,
susurrarte al oido palabras bellas
y verte sonrojarte como adolescente con su primer beso

y en cuatro sonidos al unísono
cuatro sonidos como cuatro meses,
como cuatro te quieros,
como cuatro te echo de menos,
como cuatro gracias por quererme y ser parte mia

Comentarios

Entradas populares de este blog

Te describo de nuevo

Queda poco

Tu y yo