Entradas

Mostrando entradas de abril, 2016

pensamientos....

Imagen

balada para tí

Imagen
Paseo por las calles que fueron tuyas,
donde te robaba besos sin sentido; busco tus manos, tus caricias, y la guitarra, tu guitarra ahora muda, la tinta busca tu cintura, un día fue tuya, fuiste mía por unas horas, ahora solo nostalgia,
Como un piano recuerdo mis momentos, aquellos nervios, aquellas noches de insomnio, el no querer acostarnos para estar solamente mirándonos a los ojos; sentir tu cabeza en mi pecho y que notases como se movía, no necesitábamos música, creamos una sinfonía, nuestros cuerpos al unísono creando la mejor melodía; besos a contratiempo, labios en pasión en Amor Mayor, yo era la clave menor y tu la dominante, y entre tiempos, lloré de la alegría de haberte encontrado de sentirme vivo, de hacer que mi caja de ritmos funcione.....
Mis ojos grises y húmedos recuerdan tu voz, el camino que un día intentamos juntos y hoy es firme, descubrirnos nuevamente día a día, darnos la mano, y si alguien cae no caer al vacío, tener un colchón donde cobijarse, y si hace frío,…

casualidades que fueron reales

los astros conjuraron, y unió nuestros labios, caminando lentamente por baches, pero siempre de la mano, navegando por los ríos del destino; y escribiendo nuestra historia,
Escucha como se hincha mi pecho como palpito a cada caricia, cómo disfruto con cada vez que te veo, eres la tinta de mis lágrimas, y la voz sobre la que compongo partituras en las que susurro tu nombre silencioso, y camino por los secretos tenebrosos en que eres el faro que me guía...
Ahora que te conozco, se lo que es vivir, cómo todo tiene sentido, por fin, como eres musa caricia y compañera, causa del amor, causa de la felicidad, culpable de mis momentos de sensaciones, la guitarra en la que componer la mejor balada, el mejor suspiro en tu compañia, y la mejor lágrima tu mejilla

Mi próximo deseo será real

la noche en la nostalgia,
donde los susurros se vuelven silencios,
en las páginas de un libro,
una guitarra silenciosa y muda sobre una cama;
la calle muestra su lado mas amargo;
completan las líneas de código de un email;
un te quiero de sílice tras unas gafas negras;

Caminos sin origen ni destino,
todos hacia el asiento de atrás de un coche viejo;
en ellos dos cuerpos se convierten en animales,
se devoran las noches, se despellejan los labios;
unas uñas pintadas arañan una espalda;
ponte así, quiero tenerte dentro; soy tuya;
el silencio empañado de los cristales
solo es acompañado por la vista desde el promontorio;
y tapados por un manto de dos millones de estrellas.

El silencio rasgado por una caricia,
dos labios que se acompasan y respiran a la vez,
el secreto se descubrió hace tres meses,
y fue resuelto con mucho mas de lo deseado;
observo la escena dentro de mis sueños
y sonrío al observarme romper unos labios
rasgar una camisa, poseer un cuerpo;
y ver como amanece desde la habi…

Dame la mano

Dame la mano;
donde estés, dame la mano;
mi voz te acompaña estés donde estés;
cuando sientas que la soledad te abraza,
piensa que estoy yo ahí, me tienes contigo;
no hay momento del día, que no te recuerde;
las calles tienen un poquito de ti;
en las cervezas que me bebo, tengo tus labios;
en las canciones que escucho tengo tus manos,

Uso mis pensamientos para crearte,
te creo a cada segundo, en mi mente, en mi cuerpo;
en las  palabra que tecleo diariamente,
en las páginas del periódico que me invento;
las ilusiones puestas en cada centímetro de tu piel;
las sensaciones ocultas en tu vientre;
el verte entornar los ojos, y morderte el labio;
el mejor regalo que puedes hacerme;
mis manos aprietan las tuyas
mi cuerpo se apiada de tu sexo;
y bailamos juntos una balada sin música...

Solo un instante y en mis pensamientos apareces;
como una balada, la mejor, una que quiero siempre escuchar
y en mis sueños, que te conviertas en mi mejor final,
donde mi cabeza se posa en tu pecho,
y donde las…

No estas y te tengo conmigo

Escribo las sensaciones de mis manos,
donde no cuentan las horas;
solo las noches,
solo los momentos de mis labios;
que cuentan aquellas lágrimas,
aquellas diferencias que no cuentan
cómo recorren tu espalda;
tras las noticias del tiempo que pasamos juntos
y los deseos que vuelvan a suceder.

El sonido del reloj cambia,
y los motores del ciudad van durmiendo,
cuando las rimas nacen solas de mis dedos;
y una balada suena en la radio;
en ese momento mis ojos se juntan con los tuyos;
y en mis sueños siempre hay un hueco para tí;
susurro tu nombre entre sudores;
te quiero, te quiero, te creé en mi pensamiento
y al final apareciste, mi deseo hecho realidad;

Provoco los instantes para encontrarte;
cómo besarte en los huecos invisibles,
escribo notas invisibles donde ya sabes;
y al cambiar de hora, una sensación nueva;
un segundo menos para volver a recorrerte
a devorarte con la mirada;
a volver a unirme con mi otra mitad


susurros en un atardecer

Ahora la noche se cierra
y en mis pensamientos una sensación,
como un adolescente que aprende a amar;
cumplo mis obligaciones de escritor,
y reciclo mis ilusiones  de hace años;
convierto mis ideas en realidades,
busco tu voz en cada callejón,
en las piedras que un día pisamos juntos;
donde robé tus labios, y me envenené de ti...

El parque se ha quedado un poco más solitario;
y mis rimas carecen de sentido, ya no sirven,
quedan unos días para que la luz me cubra,
y la vida tenga realmente sentido,
las letras en mayúsculas sobre un papel nuevo.
Un piano canta su suspiro lento,
mientras un anciano tira pan a las palomas,
el reloj marca siempre la misma hora;
las ocho y media de la tarde;
es la hora de la maldición en el jardín mágico;
es la hora del último beso, de los te quiero;
de los te llamo cuando llegue,
y los traqueteos se alejan silenciosos,
y unas rimas juguetonas surgen en mis dedos
y aprocrifan tu nombre sin voz
en los tintes añejos de mis versos,
los que aún no he escrito, p…

Solos tu y yo

Tal vez te acuerdes de mí,
de aquellos besos que te robaba en aquel callejón
aquellas caricias robadas una noche de abril,
y la radio de fondo, no necesitábamos nada,
solo quería parar el reloj una vez mas,
no quiero mas, solos tu y yo,
nuestros cuerpos desnudos acariciándonos,
no hay mas. solos tu y yo,
tu guitarra puesta encima de la cama,
como alguien más en la habitación
y sonríe al vernos,
por fin te encontré, y te disfruto,
te disfruto como si fuese la última vez
te siento como si  fuese la última vez juntos
me enveneno de cada partícula de tus labios,
y lloro en seco, te lloro, por fin viniste;
no necesito mas, solos tu y yo,
mi voz ahogada te nombra en silencio,
un autobús solitario me aleja de tu cuerpo,
tal vez te acuerdes de mi;
cómo recuerdo como te sonrojabas
con mirarte a los ojos,
mis calles hacia tí, todo me lleva a tí
a recordar aquellos tablones de aquel banco.
recorrer aquel lago de tu mano, como dos enamorados
necesito recorrerte con mis labios, y en silencio
termi…

apareció entre las sombras.....

Consigo emitir emociones sobre un papel
mientas los labios recitan un nombre
mis manos teclean despacio las rimas
que un día deseo elevar a lo más alto,
elevé mis sueños , los desee como un loco
y al final tras múltiples caídas,
apareció la causa y el fin de mi sueño...

Lloré por encontrar una mitad,
por dedicar mis sensaciones a alguien,
y al final apareciste, y ocupas
la realidad diaria, la luz en mis tinieblas;
los silencios ya tienen sentido,
la noche nos acompaña por las calles
y, aunque no estés siento tu presencia,
tu sonrisa, el camino hacia el país de los sueños,
el destino oculto bajo miles de capas de conformismo...

Ya no tengo miedo, ya no hay sombras,
el camino no es tan duro, el cambio fue efectivo
ya no soy como un faro, buscando un destino efectivo,
las noches ya no son tan distantes como hace poco
tengo tus manos, tus caricias y tus besos
tengo la sonrisa que acaricia mis labios....

Atardecer

Imagen

En horas tres meses

Pocas horas, casi tres meses
y parecen treinta años, miedos dudas, suspiros pero con el tiempo se asientan todo; quizás sea el mejor momento para decirte entre los nervios de la primera vez gracias, gracias por haber aparecido, gracias por los momentos que hemos vivido momentos buenos, momentos malos, y otros no tanto, rimas dentro de los instantes silenciosos besos silenciosos, mi pasión y tu autocontrol, estate quieto, piensa, reflexiona, y entre tanto mis manos dibujan una sonrisa, la tuya, y la convierten en palabras.
Suspiro entre los recuerdos pasados, y ansío los que aún nos quedan por cumplir juntos, aquel parque, aquellas sonrisas, aquellos besos tímidos y ahora veo tu cuerpo desnudo en nuestra cama y pienso, pienso como tanta belleza puede haberme encontrado, si solo soy un tímido creador de sensaciones: por fín pudo llegar la luz a tanto erial y todo es gracias a tí, mi reina
Siempre consigues sacar los mejor de mi. gracias tu poeta

No te veo en mi cama

Busco tus manos en mis noches,
y encuentro el silencio;
oigo tu latido invisible,
mientras acaricio tu última carta,
aspiro su aroma, y recuerdo cuando te besaba
y en las noches a la luz de las velas hacíamos el amor.

Pero mi cama esta sola, solo tengo recuerdos
aún siento tu cuerpo sobre el lado derecho de mi cama,
el tacto de tus manos  sobre mi espalda
y cuando me susurrabas te quiero, rellenos de sudor;
pienso las noches que nos quedan por recorrer,
los besos que me debes y te debo;
y las canciones juntos al amanecer...

Tu voz sigue sonando en mis tímpanos,
y aquella canción de Manolo Tena en la radio,
recordando lo que soy, lo que eres y lo que somos;
nos conocimos de la forma mas curiosa,
y hoy tres meses mas tarde nos necesitamos mucho
mucho mas de lo que pensamos en su dia,....

Veo recuerdos y creo futuros, y en ellos estas tu,
en ellos mis caricias silenciosas cuando te vas a acostar
un beso siempre en tu frente, mi mas sincero cariño
y cada dia un poema al despertarte
y un t…

Esta noche te sentí en mi cama

Esta noche te sentí en mi cama,
sentí una caricia invisible, unos labios dulces silenciosos que susurraban mi nombre; decían que la noche era nuestra,  que el tiempo se va a parar, que el amor es lo que nos cuenta, y mis  manos agarraron con fuera y batallaron contra demonios invisibles; luché contra mis pesadillas y superé las batallas ocultas de mis pensamientos, y ahí estabas tu, ahí tu sonrisa y tu mano de apoyo, me desnudé hacia ti y te mostré lo que soy, y me aceptaste hasta con mis imperfecciones.
Cada noche en mi cama te busco, te espero, y en todos mis sueños apareces
como la musa que me acompaña en mis horas creativas
sé mi compañera, acompáñame en mis rimas
y cada noche cuando mis ojos se mueren
esperarte en mi cama espectante

Y por fín apareciste

Camino entre mis recuerdos
y entre tantas sombras apareces tu, cambio de ropa, de colchón y apareces como un sueño imposible, ¿sera verdad? espero que este sueño se haga realidad, que por fin sea mi momento, mi cuerpo tiembla a momentos cuando tus labios se posan en mi cuello, amo las distancias que teníamos, cómo te amé sin aún existir en mi, y ahora que te tengo frente a mi, una congoja emocionada surge de mi pecho, y una lagrima nostálgica cae por mis mejillas, veinticinco años esperándote, y al final apareciste, todo mi deseo apareció y lo tengo conmigo..
Aún deseo tus labios sobre mí tus ojos mirando junto a los míos el horizonte, hacer el amor sintiendo nuestros cuerpos, deseando el último instante para ti y para mi, la última caricia, el último beso, y tu  y yo en unión perfecta, donde no tengamos que mirar el reloj, y las velas sean nuestros únicas confidentes.

caminando en ti

Soy el turista de tus labios,
el viajero de tu cintura de princesa,
olvido todo cuando me reflejo en tus mejillas
cuando la luna cae en la ciudad
las noches quedan sin sentido,
todo cuando tus manos me acarician,
el silencio de mi cuerpo sobre el tuyo
como con los embites de la vida
tu y yo siempre hemos sido uno,
el reloj se ha silenciado, un poco más,
ayer te noté en mi cama sin estar tu,
aun recuerdo el olor de tu pelo al despertarme
la distancia es la misma pero es cada vez menos
solo con notar la presencia de tus manos
mi piel se eriza como un adolescente
cuando recibe el primer beso,
daría mi vida por una hora a solas contigo,

te vas convirtiendo en la esencia de mi camino diario,
en la musa perdida de mis versos que al final apareció,
el poder del amor en el alma de un poeta solitario
que te busca debajo de las piedras un instante
y te recuerda en las calles que recorrimos de la mano
y donde mis labios en sueños te susurran
y meditan el por qué de tanta felicidad