Entradas

Mostrando entradas de noviembre, 2015

pensamientos en el bar

Como la noche,
asi como la noche el frio
despedaza la caricia,
nos hace grandilocuentes
ensartados en una botella de alcohol;
pasan el invierno entre bambalinas
los sin techo, los sin nadie,

Entre los últimos acordes,
anoche recordé un momento
de ese pasado triste que tenemos,
y una lágrima salió,
era bipolar, sonrisa y tristeza,
pero hay que seguir,
seguir levantándose cada mañana,
luchar por ese ideal que no es real,
inventarlo todo, caminar despacio
meditar sobre lo futuro, olvidar el pasado.

Filosofía de la vida, realidad difusa,
cambio de aceite, el motor se gripa,
con las manos abiertas, ¿llegará algo?


el mundo al revés

No hay palabras,
el sonido del silencio gritó la compostura,
aún despierta cada mañana en lejanía
completa las ultimas letras del sudoku,
erre que erre, con el motor apagado,
despierta al sol, ese veneno tenue
que descapulla una margarita,
quizás aparentemente sea el frío,
pero alguien dejó de dormir en el banco, para siempre,
y a pesar de todo no recibe lágrimas,
solo, solamente el fuego de unos cartones
y nada para meter dentro del buche.

La patada del frío,
es peor que la puñalada del olvido,
nacemos para ser olvidados
es la hipocresía que se esconde
se esnifa en el ambiente
hasta los hombres de traje tiran pedos
y las putas son mas dignas que algunos....
el mundo al revés, felicidad infeliz
y el borracho sin dientes bebe una cerveza sucia

Tormentos desde el pasado

La tinta descubre motivos falsos;
crea sensaciones, amores,
el Silencio, desnudo sin poder hablar.
y los besos vuelan hacia un cuello;
no es el tiempo para convertirse,
lo hecho hecho está
el pasado acusa al presente,
y los cambios no sirven ya para nada;
aún despunta la marca del teléfono,
y la cera erótica sobre un pecho,
tecleo esto sin un sentido,
pero recordando momentos invisibles,
deseos que no van a pasar,
locuras de mi subconsciente,
aún es la hora en que no suena el violín
que los recuerdos quedaron enterrados,
no quiero que vuelvan a salir,
me atormento a cada hora por lo que he pasado,
susurro en el diván que me he creado
las cosas que han pasado y las que pasarán
el pasado apuñala la memoria,
y te mira con su sonrisa venenosa

tras el carmín

En estos momentos
que mi mente da la vuelta sobre sí misma
pienso cual es la realidad,
¿una ficción a medias?
no se, es el lugar oculto que la mente
inventa para autosugestionarse,
cambiar de camisa cada día
inventando una nueva sonrisa;
descubrirse la mirada del adiós
resolver un acertijo mental diario;
entrever a través de una ventana imaginaria
las soledades del tiempo, el cambio de hora;
no discernir entre el aquí y el ahora;
leer como nuevo algo siempre igual;
redescubrirse uno mismo en su interior;
inventar canciones y no saber quien compone;
así despedazar el pasado y resurgir en un futuro aparente
donde notificar las letanías pasadas,

Despotricando del lugar que uno tiene,
emborrachándose de las propias mentiras de la TV,
aún así empieza la mañana día a día
emplazando a otra hora el ocaso, inventando una mentira,
esperando la hora, de lo que sea, siempre llega;
en las pantallas de los ordenadores se habla de patatas;
quizás algún día la noche sea lo mejor que queda
y el carmín…

autoautismo

Cada vez la soledad es mas sola, desaparecen las luces  y la locura va entrando en razón; piso en los regímenes olvidados del ultimo vagón del tren y miro a través del cristal roto el mundo de fantasía que se ve, como dice el refran, pero en mi mente cada vez hay más y mas silencios y mis lagunas se están convirtiendo en lagos no son necesarias, habrá alguien que encienda la luz en el túnel y alguien que ciegue su entrada, cada vez todo será mas y más negro y cuando la hoja de la guadaña, enmohecida y oxidada pulse sobre mi cuello alguien encenderá petardos y velas, y entre coros y alegrias sonaran violines  y alguien sonreirá y dirá FIESTA POR ALGUIEN QUE NO EXISTIÓ, (AL MENOS PARA MÍ)

Para ella

Convivo con mis memorias,
en las pasadas noches sin dormir,
recuerdo la letanía de la distancia,
que me mata y me hace vivir de nuevo;
el amor se deshizo en las sábanas,
y a la vez llorando de impotencia;
ahora en este momento
mis manos las buscan pero están lejos
qué mas da que haya cuatrocientos kilómetros,
si siento su aliento sobre mi espalda,
sus ronroneos en mis sueños en mi cama,
se que está conmigo,
la quiero,
tal vez la hice daño en el pasado,
lo reconozco, fui un degenerado de conducta
pero la siento conmigo, duerme conmigo cada noche.

Convierto su espalda en un papel
sus orgasmos en rimas,
y en mi memoria, una sola voz, la suya,
la que genera que mis pensamientos despierten,
y un día mas, me afiance que ella está conmigo

Entretenimiento superfluo

Escribo las memorias
de un pasado distante,
de los sonidos que silenciaron
las letras mustias de un periódico.

No quiere soledad,
busca la compañía, dan tiempo;
el amor después de guerras frágiles
en los campos de  batalla del dormitorio,
quizás despierte el sonido del reloj
que se durmió hace unos días,
esperando la compañía;
puede ser distinto, aparente,
recordar besos y caricias;
nada hay del lugar inconcluso,
del motivo para inventar mundos ya inventados.....

Caen las manos al suelo,
estipulan unas normas invisibles
después de que un amor despierte,
y las campanas de la iglesia
dejaron de tañer, enmudecieron....

Recuerdos envenenados del pasado

Mientras pienso el paso del tiempo,
vuelvo a recordar aquellas sonrisas,
aquellas miradas al mar infinito
cuando la cárcel no parecía una casa,
la Soledad fue entrando lentamente,
puede que sea lastimero, no lo deseo,
pero los recuerdos del pasado muy lejano eran mejores;
ya no hay motivo para sonreir,
era inocente, me daba igual todo,
ahora, años después, golpes después,
al hacerme un viejo enclenque,
me doy cuenta de la cantidad de tonterías que hice
de la gente buena que perdí por juntarme a calaña,

Solo hay silencio, en el bullicio del día a día,
he llegado a envenenarme de mis lágrimas en silencio
a sangrar mi dolor, pero solamente en unos papeles sucios,
lo que no hay; ahora toca seguir,
medito en las calles que siempre tengo como prisión,
en mi estar oculto, en las sombras,
donde la ultima palabra me la guardo siempre para mí
donde sé que estarán a buen recaudo



Niebla

Alcohol en vena,
como los viejos rockeros;
en la radio un tema de los Stones,
y los libros desperdigados por el suelo;
despertando del letargo somnoliento,
y por la ventana la niebla se acerca..

Da para pensar, es distinto,
embeberse en un humo de un cigarro invisible
que fuma quien esté ahí arriba,
y nos lo echa, lentamente poco a poco
posándose sobre todo, haciendo todo más despacio,
difiriéndose, aplatanando el correr del día
los segundos parecen siglos,
parece buen momento de encender la lumbre;
y contar viejas historias para pasar la noche,
tiempo de filandones.... de recordar a los que no estan....

en mi cama alguien ronronea....
mi musa, siempre conmigo,
date la vuelta, vuelve a dormir,
no sea que la niebla te abrace.....

na na na na naaaa na na naaaaaa

Después de esa calma falsa
que todos tenemos día a día,
el veneno esta hasta en las colonias..
nos perturba, nos maldice,
nos vuelve los pesados de siempre,
dejamos de mirar, matamos, odiamos,
no tenemos compañía, qué más da....

No es el momento, se cambia de hora
los bancos limpian su imagen,
hay un lugar donde todos nos olvidamos,
donde nos pasamos de nosotros mismos,
nos odiamos hasta como vestimos,
y ahora que las guirnaldas empiezan a ponerse
todo es más falso que ayer... pero menos que mañana.

Volvemos a la misma retaila de siempre,
a "estar con " (aguantar) a la familia....
quiero desaparecer veinte días,
cada año es peor, pero siempre igual
y en la tele unos niños vestidos de payaso
te cantan "no te ha tocado nadaaaa"......




la ciudad de las luces sin fusibles

La ciudad de las luces esta sin fusibles,
no hay quien, el silencio en las calles,
no queda hora ni lugar, ni velas en las tiendas,
queda el silencio, no es hora,
aun suenan los últimos acordes de una guitarra,
y las marcas de metralla en las paredes.....

Ya no hay luces, no hay quien habita los silencios
la ciudad del amor, la cuidad del deseo,
la cuidad del silencio, la ciudad del silencio......

El periódico de los borrachos,
la risa asegurada,
y los pájaros de fuego volando sin dirección,
vomitando sin sentido,sin origen, sin destino....

El sena sabe a azufre, esta negro..
Una gárgola desde un tejado llora su presente,
no hay pasado peor que el que acaba de suceder;
una alarma suena en un grito en el silencio de la niebla.

las lágrimas  se han vuelto tricolor.....

bagaje continuo

Busco el silencio,la meditación lenta,
donde poner mis palabras,
donde pueda quedar un poso, un algo,
donde en algún sitio alguien me recuerde,
y creo, creo como un loco,
escupo mis pensamientos a un papel intangible,
donde las noches pienso cual es mi realidad,
cual es el motivo de la existencia,
busco momentos pasados, y creo momentos futuros
imagino los labios que bebieron una cerveza rota en la calle;
el sonido de unos labios, desdibujado su carmín,
el paso y el peso del tiempo, tan continuo y tan cambiante...
las gaviotas invisibles en mi cárcel de cemento y cristal,
los balones deshinchados, nadie quiere eso ya. nadie....

Recaudo la limosna en un bolsillo roto, un bolsillo inexistente,
como la entrada a un túnel al subconsciente, memorias.
como olvidando la realidad tras un cristal, no hay quien,
nada sufre las pisadas de los años, como Ella me acompaña
me da la mano diariamente, en mi pasaje y bagaje , en un tren invisible.

Es pesado el camino y mas pesado el recuerdo....

recuedos del pasado

Vacio mi mente
lentamente en el espacio donde publico mis pensamientos,
envenenados diariamente,
no soy quien para poder hablar,
no tener motivos, morir diariamente,
en los sueños y pesadillas,
que ya no hacen daño, es continuo....

Aún es el día, los golpes siguen
en el silencio del recuerdo,
donde la memoria aún llega,
y las lágrimas a veces surgen,
y en la soledad de mis paseos nocturnos
pensar si la culpa de todo aquello era yo
quien fui,y que hice,
aún recuerdo el frío del puñal de caza en mi cuello...

Una palabra, una sonrisa, era causa de moratones,
y ahora agachan las orejas y miran de  reojo
me cago en sus putos muertos,
recuerdo y no olvido, pero sigo caminando en mis adentros



razonamientos solitarios

Vigilo mis dedos,
no sea que digan mas de la cuenta.
Mis labios quedarán sellados,
no sirve la soledad para hablar,
pero mi cerebro seguirá dando vueltas,
dándome la razón y la contra a cada momento
y vivir en un mundo de dualidades,
qué hacer, qué decir?
con quien hablar?
no se puede vivir en esta dicotomía;
la idea del pasado, del gatillo en la sien
ya no tiene sentido, para qué gastar dinero
en una persona que no vale ni para eso.

Solo tengo mis rimas, mis pensamientos muertos
mis locuras a medias, los domingos despertar tarde
las ilusiones del pasado, lo que no va a pasar;
el camino sin rastrillar, el túnel del tiempo,
el deseo de una caricia, un beso, la distancia....
cómo despertarse cada día solo en la cama,
no poder disponer de un pecho donde dormir,
y llorar en silencio manteniendo la compostura.

otra primera vez

El beso se desnudó,
no quedo instantes dulces,
el silencio se hizo horma del zapato,
quizás suene pesado y repetitivo,
pero los relojes son iguales siempre,
solo hacen una cosa, siempre igual,
y la monotonía llega a ser pesada.

Unos labios se visten de rojo
y unos ojos brillan, hay emoción,
hay deseo, hay ganas de verse reflejados,
se siente que hay mariposas invisibles....
cada instante los recuerdos buenos vuelven
y una sonrisa emocionada vuelve a surgir,
como un quinceañero, como la primera vez....

Cantan despacio la ultima canción de la radio;
las manos se vuelven, se luchan, se arañan, se aman....
como dos volcanes en erupción simultánea,
ya no queda nada, ya son todo,
el verbo y el verso se hizo carne,
y el tiempo, solo por un instante, se volvió a parar

Se fue y se lo llevaron

Las monedas caen a cuentagotas,
en unas manos rotas por el frio,
sonrisas como un piano,
y hablando un idioma inventado por el,
critica al mundo, rebufa para sus adentros;
no queda nada, la vida es una mierda;
no hay quien sonría para él;
es el nada de todo y todos;
quizás desaparezca un día,
nadie irá a su entierro,
hasta los gatos le darán la espalda....

Solo será un recuerdo,
solo será un. qué pacifico era,
pero la Sole, como la llamaba el
ya la abrazó hace tiempo,
y ella junto con Ella otra, se lo llevaron...

Ya quedó el banco solo,
ya no se oye su idioma inventado por el,
ya no suenan las monedas sucias,
ya no suena el cristal de la litrona romperse......

Tras los ojos cinicos de un puente

En los dias como hoy,
cuando la calle se vuelve fria,
hago recuerdo de mi pasado,
donde no quedó nada, todo murió,
Ahí te das cuenta que como decía el refrán
cualquier tiempo pasado no fue mejor;
queda resuelto el dilema, del placer,
no hay quien encienda las velas y las sople,
ya no sirve, la tarta es una ilusión que se difunde;
algo donde nos resguardamos y ponemos tintas dulces
a la mentira que hay tras la piel y huesos.

No es el motivo de la sonrisa,
es el cambio del clima, una distropía,
no utilizar nadie para nada, ya aburre,
mejor encauzarnos en nuestro interior
y ver nuestro propio veneno,
Hacer de nuestra Soledad un castillo
y resguardarnos, así no quedara nada ni nadie
y los domingos cuando luzca el sol
y miremos con nostalgia tras la ventana
veremos como hay falsos y falsas caminando por la calle

Despertares observados....

Las calles despiertan frias,
no queda nadie, todo es silencio,
no hay instante para caricias;
se abrió una caja de Pandora
donde no queda nadie para mutilar;
en un torbellino de ideas,
quizás duerma la memoria, seria mas placentero,
no se quiebran los recuerdos,
es el motor que dirige al vendedor de cupones
con su carro de la compra,
y con su falsedad grita o berrea que tu suerte cambiará...

Todos vestidos de mierda, en un camino de mierda
hacia un trabajo de mierda, y viendo mierda en la tv;
no queda nada, no hay expontaneidad....
como hormigas, dirigidos por alguien Invisible
El ojo que todo lo ve, todo lo escucha.
vivimos en el jardín de las Anti-Delicias,
en una anti-todo. una anti-sociedad marginal,
todos espían a todos, el gato dejo de limpiarse;
tiene donde posarse y en su relajación diaria
mirar como la ciudad despierta un día mas


Por qué escribo....

En las noches de insomnio
cuando mis pesadillas empiezan a alborotarme
las letras se me clavan.
me hacen daño, me hacen sufrir,
escribo para que eliminen mi locura,
para que dejen de existir en mi cerebro
y me traigan la paz.
evadan los instantes que me matan,
donde no resurgir de nuevo,
que Ella me deje de una vez vivir.

Pero ellas están ahí,
acechando,
esperando que mi memoria se debilite
que no tenga nada que hacer,
para que con su sutileza me asesinen
me envuelvan en mi locura día a día,
y recuerden mi pasado, como empecé
como tomé su droga, como hice que naciesen
las lindes de mi pensamiento y ahí,
ahí siempre estará una rima riendo....
y apuntándome con una pistola

Soy el ultimo final

un beso,
un te quiero,
un saber que tengo tu abrazo
eso me llena, eso me reconforta,
las palabras distantes y electrónicas
me van matando cada vez mas,
me van apuñalando, me van enloqueciendo
y ver que otros besos electrónicos te llegan,
me van asesinando y oscureciendo cada vez más....

Me tengo que abrazar en mi mismo,
dormir con mis pensamientos muertos,
olvidarme de todo, seguir en mi miseria interior,
emborracharme de mis locuras nocturnas,
y echarte de menos,
echarte de menos como si hubiese años que no te veo,
que no te siento, que no oigo tu sonrisa,
me he convertido en un perdedor,
en el olvidado, en el que ya no existe,
la ultima persona de la cola,
el que ya no existe para nadie,
el final del ultimo libro....





asunción de inocencia

Sometido al cambio de hora
no descubro mis sentimientos,
ocultando la noche oscura del Silencio
en las letras que quedan olvidadas en un cajón;
no es la noche, es el pasado,
se automagrea con recuerdos del pasado,
completa las letras del autodefinido del día anterior
y revienta una manifestación silenciosa

el tic tac del carburador de la lechera,
cargando miserias en sus intestinos,
asocializado en la red social
todo marcado de azul, caritas sonrientes.
y corazones con el pajarito, invasión azul....

Respecto, y respeto, soliloquio maldito
sobre un piano que aún no han estrenado.
el grito callado de un bosque lejano,
la tinta ahora invisible intáctil, fatabulosa,
para abrir los ojos a los inservibles
y someter al mandato de la cordura
al que no sabe y no quiere aprender

Te busco

Te busco, no te encuentro,
te busco hasta debajo de las piedras,
donde nadie halla yo busco,
busco tus besos, tus caricias,
una sonrisa, el aletear de tus pestañas,
no suena la calle,
y solo escucho el tic tac de tu corazón...

Escucho tu voz en lejanía,
tus sonrisas que me apasionan.
tu saber hacer diario,
tus te quiero tan necesarios,
tus "estoy aquí, no pasa nada".
como tus manos me buscan,
cómo quiero quererte tanto,
cómo la noche es nuestra confidente
las miradas de la gente me da igual
soy un insignificante,
pero para ti soy un todo, tu todo


y es por eso que te busco

entre los dedos del destino

Desnuda su esencia el alma del escritor,
despierta la Soledad,
Nadie es el perfeccionador del libro,
donde nadie piensa en el por qué
del reloj, del momento tenue
del sistema envenenado del adiós

Según se dice, no es el lugar,
la mirada dejó en su día de existir,
no es el beso, es el momento antes,
el último vagón de un tren a ningún sitio,
descuartizando el monumento al pasado,
el sendero hacia la memoria, no es fácil,
es el segundo camino a ningún sitio,
donde no se resulta al diccionario,
decir palabras sin sentido día a día
encerrado en los jardines del manicomio,
haciendo rimas, escuchando las piedras,
no desmontando ideas preconcebidas,
con los repiqueteos de un telefax...

Asunción de recuerdos del pasado,
donde no hay nada, es distinto,
es el oscuro cajón desastre
donde se crean las ilusiones
donde un gato se limpia sus partes
donde un muerto da un último suspiro

de un fin

Pulso las letras en el pasado
combinando alcohol con recuerdos pasados
en las miradas dulces del tiempo muerto,
que se desnuda muy lentamente;
quizás sea el tiempo añejo, NO es recuerdo,
aún suena despacio el martillo percutor
del motivo aparente del adiós
donde no queda nada para hablar;
no es momento, no es lugar;
no es el tiempo, es el viento
que suena al pasado
porque no es el sonido
es el beso dado al aire,
sin simplicidades varias,
donde no queda nadie.

Así es el momento pasado,
el último instante despedido
la SOLEDAD DEL PASADO,
el recuerdo de un futuro aparente,
donde no cambia la hora,
es el aquí, el ahora, el peso del tiempo,
donde no hablar, solo sentir,
solo recubrirse de miserias,
del recuerdo, del movimiento del viento,
que no suena, es el sonido
el tiempo huye .......