Entretenimiento superfluo

Escribo las memorias
de un pasado distante,
de los sonidos que silenciaron
las letras mustias de un periódico.

No quiere soledad,
busca la compañía, dan tiempo;
el amor después de guerras frágiles
en los campos de  batalla del dormitorio,
quizás despierte el sonido del reloj
que se durmió hace unos días,
esperando la compañía;
puede ser distinto, aparente,
recordar besos y caricias;
nada hay del lugar inconcluso,
del motivo para inventar mundos ya inventados.....

Caen las manos al suelo,
estipulan unas normas invisibles
después de que un amor despierte,
y las campanas de la iglesia
dejaron de tañer, enmudecieron....

Comentarios

Entradas populares de este blog

Entre tus sonrisas

Temblores....

Te describo de nuevo