Recuerdos envenenados del pasado

Mientras pienso el paso del tiempo,
vuelvo a recordar aquellas sonrisas,
aquellas miradas al mar infinito
cuando la cárcel no parecía una casa,
la Soledad fue entrando lentamente,
puede que sea lastimero, no lo deseo,
pero los recuerdos del pasado muy lejano eran mejores;
ya no hay motivo para sonreir,
era inocente, me daba igual todo,
ahora, años después, golpes después,
al hacerme un viejo enclenque,
me doy cuenta de la cantidad de tonterías que hice
de la gente buena que perdí por juntarme a calaña,

Solo hay silencio, en el bullicio del día a día,
he llegado a envenenarme de mis lágrimas en silencio
a sangrar mi dolor, pero solamente en unos papeles sucios,
lo que no hay; ahora toca seguir,
medito en las calles que siempre tengo como prisión,
en mi estar oculto, en las sombras,
donde la ultima palabra me la guardo siempre para mí
donde sé que estarán a buen recaudo



Comentarios

Entradas populares de este blog

Te describo de nuevo

Queda poco

Tu y yo