razonamientos solitarios

Vigilo mis dedos,
no sea que digan mas de la cuenta.
Mis labios quedarán sellados,
no sirve la soledad para hablar,
pero mi cerebro seguirá dando vueltas,
dándome la razón y la contra a cada momento
y vivir en un mundo de dualidades,
qué hacer, qué decir?
con quien hablar?
no se puede vivir en esta dicotomía;
la idea del pasado, del gatillo en la sien
ya no tiene sentido, para qué gastar dinero
en una persona que no vale ni para eso.

Solo tengo mis rimas, mis pensamientos muertos
mis locuras a medias, los domingos despertar tarde
las ilusiones del pasado, lo que no va a pasar;
el camino sin rastrillar, el túnel del tiempo,
el deseo de una caricia, un beso, la distancia....
cómo despertarse cada día solo en la cama,
no poder disponer de un pecho donde dormir,
y llorar en silencio manteniendo la compostura.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Te describo de nuevo

Queda poco

Tu y yo