Entradas

Mostrando entradas de febrero, 2016

Bienvenida a mi vida

De cualquier manera
Bienvenida a mi vida, gracias por dar tinta a mis versos que ellos cobren sentido; gracias por sonrojarte cuando te cojo la mano por sonreír conmigo hasta en los momentos dificiles; por dar claridad y hacer desaparecer mis tinieblas, por hacer que mis ojos busquen otros horizontes....
Bienvenida a mi vida, gracias, tus sonrisas son mi consuelo,
tus caricias el bálsamo que necesito,
la medicina para mi nocturna nostagia,
que se me va al acariciar tus fotografías digitales...
las lágrimas y los suspiros son de felicidad,
ya no existen las sombras, bienvenida a mi vida,

bienvenida a mi vida, ser parte de mi vida
gracias por estar en los momentos duros,
por hacerme sonreir como nunca he hecho antes
gracias por romperme a pedazos la coraza
bienvenida a mi vida

Des-control

Caigo en las mismas,
siempre repito mi comportamiento venenoso,
quiero, necesito cambiar;
quiero morir y nacer de nuevo,
demostrar que soy capaz de todo:
una sombra negra me abraza...

Desearía desaparecer por un momento;
ocultarme de la luz venenosa que me vigila
como un Gran Hermano,
Vigilar las emociones, los sentimientos;
no poder expresarse como es uno;
necesito cuidar mi bella flor;
que no se marchiten sus pétalos.

Desnudo mi alma sobre un papel
lo que no puedo hacer mi boca
que como un volcán escupe sin mirar atrás
y destroza en segundos lo que ha durado meses;
ojalá matase mis impulsos por horas
y poder demostrar quien soy realmente
y poder sentir el tímido calor de unos labios sobre mi cuello


Dime que me quieres

Dime que me quieres,
que estas feliz, que tienes el amor,
dimelo, que nunca se te olvide,
que mis labios dejen buen sabor en los tuyos;
que al escuchar una canción sonrías;
mientras paseo por una estación sin rumbo...

Mi mp3 repite siempre lo mismo,
pero mis manos acarician tu espalda desnuda;
susurro tu nombre en cada cosa que leo;
se que la noche cuida tu descanso;
nadie ni nada rezuma amor como tu haces cada día;
me encantan las ñoñadas a destiempo,
me encanta tu sonrisa, tu comprensión
el tener tu mano junto a mí:
el aleteo de tus labios en mi cuello
como me dices te quiero sonrojada;
como no te atreves a soltarme un beso;
asi, asi quiero tenerte, mi pequeña princesa
no cambies, por favor no cambies nunca;
se la tinta que incita mis versos;
se la musa que me acaricia cada mañana

Amanecer

Dentro de los pensamientos
que pugnan en mi sueño diario
una lágrima desnuda, se murió
y los  sonidos se murieron en un periódico;
ya no hay lugar para el Silencio,
las rimas ya no quedaron en saco roto.

Aún los Domingos quedan para el descanso
para las manos juntas, para los besos;
discernir entre la realidad y una caricia;
poner el punto sobre los momentos importantes;
hacer que esos momentos no desaparezcan...

Ya queda poco, se acerca la hora
los cuerpos electrizados bailan  en sus asientos;
esperando que salte la chispa:
a que los labios (da igual sean ocho o doce ) se unan
es el momento íntimo cuando la necesidad se convierte en realidad
cuando los motivos son la causa de estar bien;
y los climax lleguen, ahi no existirá hora, el reloj se morirá
y en la ventana tras una noche de hoguera, cuatro ojos brillarán
y dos cuerpos acurrucados verán salir el sol por el horizonte

larga sombra negra

En la noche que me envenena
dentro de las páginas de un libro
que no escribiré nunca,
quedan los recuerdos de unas manos,
las ilusiones que un día intente crear,
un amor desnudo, caminos lentos
hacia una cintura, besos rotos,
dormitando en las alas de una mariposa
quedan ocultos tras una cortina sucia;
y los temores siempre vuelven a mí;
y una congoja me aprisiona el cuello;
¿será verdad que esto me esta pasando?
soy feliz, muy feliz, quizás demasiado;
pero los miedos aún están ensombreciéndome:
una larga sombra negra, con su sonrisa pérfida
haciendo sus artes mágicas para embobarme
y llevarme a su terreno; no quiero,
esta pesadilla que llevo nueve años aguantando;
y no me deja dormir, con su sonrisa venenosa
cariño, dame la mano, no me abandones,
no quiero que con su manto me mate
no quiero....



Disgregación automática

Despierto de un sueño
donde nadie tiene fin ni sentido; quizás sea la soledad mutante que respira en la mirada tenue de un sopesado restaurante; quizás tenga objetivo, es aparato del resultado distante del avión que crepuscula en las manos del anciano que no escribe cartas de amor....
Asusta la realidad, es tan bonita... da miedo, mejor esconderse de todo; no tiene forma. es insípido; respira en los ocasos difamantes de los tobillos enamorados de una adolescente mientras un cuerpo caluroso se posa sobre ella; es el sonido automático de un teclado que maltrata los oídos del perro del vecino; escrito un día del año de las nieves; mientras recuerda aquel día en el hospital mientras una mano amorosa le da un beso respondiendo a la pregunta con un si quiero.....

¿por qué te has ido?

¿por que te has ido?
sin luces en mi camino,
ni un horizonte por descubrir;
no queda momentos para pensar;
reflexionar, ocupar el tiempo;
ni acariciar las sensaciones que provocas;
reflexiono, reflexiono como viniste a mí;
y como de repente te fuiste; sin avisar,
con tu costumbre, y repetición,
asesinando mis ilusiones, así eres tu...

Te busco en todos sitios
hasta en las colillas sucias de la calle;
no encuentro nada, solo risas;
solo un tímido recuerdo de momentos felices;
y en mis reflexiones ver que haces feliz a otros
pero a mí no vienes, no tengo tu abrazo;
Si Ella viene a mí, mejor que me encuentre contigo;
acariciando las lindes del Parnaso,
y en mis sueños diarios, cantarte una balada;
que tu mismo provocaste con tu beso cálido y frío
haciéndome el hombre que hoy muchos años despues me he convertido

Es la gran noche

Una caricia silenciosa, una mirada
dos cuerpos desnudos al compás,
y una mujer de cuerdas  sobre la cama;
besos, caricias, mordiscos, susurros
un guiño en el momento adecuado....

dos velas encendidas, pasión,
nadie cesa, todo es instinto;
las miradas se cierran, es momento del placer,
un te quiero susurrado entre gemidos,
nadie ni nada solo ellos dos,
mordiscos y arañazos,
así, así deseo la noche, así llegará,
tras los nervios, tras las sonrojeces
nada hay que quede mas que el silencio,
dos corazones latiendo al unísono;
el hilo musical canta canciones oxidadas,
ven aquí, abrázame, no me dejes nunca,
no quiero despertar de este sueño
y ver que es una pesadilla, no quiero que esto acabe
mírame a los ojos, dime que me quieres,
y no olvidaré este momento único....







En las puertas del destierro

Miro la indiferencia del pasado,
cómo las puñaladas vuelven hacia mí,
cómo suena el run run de los periódicos
y las pisadas son en la boca del estómago.

Traquetean las ruedas sobre la nieve,
al ocultar su verdad tan infame,
quieren despedirse de todo, desaparecer;
no tener tiempo ni forma, abandonar;
la musa llora su desdicha emborrachándose;
ni si quiera los besos saben a azucar;
las manos deseosas se despidieron;
tras la ventana un observador cansado
recita los últimos versos del libro mojado
por las  lágrimas de un pasado luminoso;
allí, en el destierro no hay luces,
y hasta los ordenadores ríen,
quizás sea la mejor forma de despedirse;
caer en el olvido poco a poco, cada vez más,
para que un dia la existencia desaparezca
y ni siquiera redoblen campanas por uno,
y los labios que un día bese, besen otros labios venenosos....

Estaciones

Paso de estación en estación,
buscando el Silencio, la paz
sentir el traqueteo del vagón en mi espalda;
escribiendo las noches pasadas de alcohol
en que mis dedos tamborilean un papel
y busco la mejor palabra para musitar
los recuerdos que un día me dijeron
que siguiese buscando el camino
hacia mi castillo interior; y lo busco;
no ceso en el empeño de encontrarme;
de buscar qué o cual he hecho mal
por qué hice tal cosa;
todo es la consecuencia de mis actos
y aunque encuentro una luz en mi camino;
la sombra del pasado sigue en pie,
acechándome, con sus dientes afilados.

Quiero dormir, y pensar que esto solo es una pesadilla
y despertarme con un sol radiante, con buena compañía,
poder escribir palabras de amor en cualquier sitio
y buscar el tren hacia la estación Felicidad
dando la mano al faro que me guía

Nuestra noche de silencios

Sentada en la cama.
mostrando su desnudez,
su sonrisa cálida, sonrojada
ver sus labios deseosos de otros labios
silencioso no puedo hacer nada,
admiro el juego de luces
sobre tu vientre,
tu cadera pidiendo mi cadera,
tu sexo deseoso de mi sexo
tus manos agarrando cada centímetro de mi piel
tus labios mordiéndome el cuello,
mis labios susurrándote al oído tu nombre,
en mis ojos vidriosos emoción, ya estas aquí...

Horas que parecen segundos,
qué rápido pasa el tiempo contigo,
que lento se hace la distancia,
dos voces deseosas;
dos manos que acarician,
dos cuerpos que son versos
tu en mi, yo en tí
y de fondo una sinfonía silenciosa



Pensamientos alegres de una noche de insomnio

Mientras la noche tizna la calle gris
y llueven nostalgias en las ventanas;
la Musa baila sobre mi pecho;
mueve sus pies, sus delicados pies
sobre mí, y mis manos actúan
actúan como un cordero degollado,
a pesar de que el cansancio me aprisione
y no me deje salir de mi sopor.

Callo las puñaladas a cada instante
dentro de los papeles que rompo cada día
un beso escondido a media luz
por los cables de fibra óptica,
pero su cuerpo no está aquí conmigo,
pero se que mi alma es su alma;
y que donde esté siempre me cuidará.

Por eso desnudo mi alma en el papel
donde las noches como hoy escucho su voz
y una sonrisa adolescente va apareciendo;
ahí es cuando se que la felicidad existe,
y que soy su versador nocturno, su mitad





Miedos

Escribo desde mi destierro a la Soledad,
al verso olvidado, a la caricia oxidada;
no tener miedo a caer mas profundo;
desnudo, sin ilusiones;
buscando entre las piedras una sonrisa.

Crepitan mis neuronas, tienen miedo,
miedo a sentir como hace veinte años
y recibir lo mismo que recibí;
palomas dulces ensartadas y en la hoguera;
y camino por las calles, sin rumbo fijo,
solo veo el frío cemento, y el humo carbonatado.

Y en la distancia , la sonrisa,
la caricia, el beso, el sexo convexo;
solo la luz entre tanta oscuridad y miedo,
y el temor, siempre al fracaso, a no ser su luz,
a desnudarme del todo y sentirme indefenso...

Mientras, en los límites de mi cordura
las hadas crean días de colores para mi;
y yo me las bebo mientras medito mi destino

Busco

Busco la soledad de un beso
en poder tener las manos unidas;
donde no hay nada ni nadie;
poder disponer de tu sonrisa cada día;
olvidarme de todo, hasta de mí mismo;
calmar mis pensamientos tristes;
y al acariciar tu mano seguir el camino
que dicté un día, ya muy lejano.

Quiero tener la paz en mis ojos;
saber que todo va a ir bien;
que el tiempo se va a parar
que tu y yo seremos uno;
quiero saber el tinte de tus dedos
con que escribes corazones en mi espalda;
y sentirme el acorde menor de tu guitarra,
resolver juntos las dudas;
caminar de la mano sin miedo;
y saber que siempre estarás ahí
dándome los ánimos que necesito

¿Quieres acompañarme?

Escribiré una canción para tí

Escribiré una canción para tí,
en las horas que mi pensamiento descansa;
una balada de los años veinte;
o un bolero a media luz;
quiero bailarla contigo;
quiero rimar los acordes callados
de una noche mirándonos a los ojos;
solo había silencio, nada más,
silencio marcado por dos maquinas
que rimaban a la vez el mismo canon;

No hay palabras, ni falta que hace;
solo la canción que un día
te tamborilee en tu espalda
convirtiéndola en un piano dulce
donde poder sentirte
calmar mi apego a ti con un beso;
y al instante tener necesidad y necedad por ti;
convertirte en mi droga y mi placebo;
así quiero la noche, contigo, a solas;
en las páginas de un cuaderno invisible
donde tu y yo escribiremos nuestros recuerdos


Comienza una semana mas

Tras la ventana las calles muestran el odio,
lo que los periódicos no quieren decir;
el pesado grito monótono del reloj,
los días sin saldo a fin de mes;
mujeres que se prostituyen para comer,
no hay momento para ilusionarse,
ni calles para rebuscar en la basura...

Los parques juegan oxidados niños,
mientras las luces de neón se encienden.
otro palacio, de la risa fácil
del polvo blanco en las narices; sigue igual,
las caras sonrientes de los políticos en l televisión
miran como irse repartiendo la tarta;
y el arte va muriendo cada vez mas,
olor a carmín del todo a cien entre muñecas,
mezclado con cervezas rotas y sucias,
vuelta a la monotonía, a la repetición;
a volver al mismo trabajo de mierda;
a leer periódicos controlados por el gobierno;
a los mismos lavados de cerebro,
y a tener que callar las realidades....

besos versados

Pulsas delicadamente tus labios
en las tintas amargas del poeta;
renuevas la noche a tu paso,
dentro del pasaje invisible al ocaso
donde musito por qué eres mi musa;
y lo que tardaste en aparecer:

Aún falta unas horas para el reencuentro
y tiemblo como un adolescente;
¡ojalá no despierte de este sueño!
que la música que unió no separe;
que tus acordes no se pierdan en mis rimas...

Quieto, en el silencio de la noche;
donde la rima toma forma de mujer;
ahí, sólo ahí encontraré sentido a mi todo;
emborrachándome de caricias invisibles,
mientras paseo entre hadas de colores;
y unas manos frías abrazan mi espalda,
ahí, solo ahí podré robar besos al aire
y guardarlos en el bolsillo de la camisa
junto al motor, que dicen, lo mueve todo



Te necesitaba

Te necesitaba y apareciste;
sacándome de mi oscuridad;
haciéndome crear y creer de nuevo;
son detalles mínimos, insignificantes
que me dan razones firmes
de que te escogí, necesitaba tenerte.

Y apareciste, casi sin avisar;
mirando fotos nuevas;
y una intriga, una necesidad de ti;
buscarte, y agobiarme por no encontrarte;
escuchar tu voz en lugares silenciosos;
desear donde llevarte, donde amarte....

Descubro cosas nuevas día a día;
cosas que me dan razón de seguir vivo,
me da mono tu presencia, tu sonido, tu saber estar;
hago cosas que nunca antes hice

Donde mis dedos acarician tus labios,
donde una sonrisa surge silenciosa
y donde escribo versos al calor de tu voz






Siento frio

Siento frío cuando no estas junto a mí
cuando tus manos no me abrazan;
siento frío al no oírte a cada segundo,
al no poder verme en tus ojos;
poder oírte sonreír con mis payasadas;
siento frío, y el frío es tan lejano a la vez...

Se que no queda nada para tu calor;
se que voy contando cada minuto;
tengo una luz que me ilumina en mi camino
tu caricia diaria, tus canciones;
el amor que me das;
pero siento frío al no poder abrazarte;

Soy el hombre mas afortunado;
el caminante que te besa en silencio
tu mejor fan; tu mejor compañero;
el causante de que te rías;
pero siento frio
y la gran A nos acompaña..

Y en ese frío, me resguardo en nuestros recuerdos ...


Dia tras día

Día tras día;
en los caminos hacia ninguna parte;
las palabras van surgiendo muy despacio;
como ocultándose, jugueteando con mis pies;
hacen que las caricias no sean aparentes;
que la noche sea la mejor opción para innovar;
escuchar el sonido de la ciudad abrazado;
despedirse con un beso en la frente...

Se olvidaron las últimas rimas,
que quedaron selladas con un temblor
el de dos cuerpos que se estremecen
con los acordes tímidos de un orgasmo;
son los tintes orgánicos del día;
el paseo por los parques oxidados y siempre iguales;
el "cariño me haces falta ahora mismo";
un whatsapp para terminar el día;
el metro se duerme y olvida estaciones;
y una lágrima surge de una mejilla...

El instante íntimo hacia ninguna parte;
el momento en el que el día cambia su ropa.....


Tan solo dos palabras

Tan solo dos palabras;
ocho letras al infinito;
dos suspiros, dos caricias
y una lágrima sobre la mejilla;
quiero olvidar el pasado;
todo va a ir bien;
contigo, aquí y ahora;
lo demás vendrá solo;
ven, apóyate en mi pecho;
no va a pasar nada de lo de atrás,
siempre habrá una sonrisa en tu rostro;
volveremos a ver el cielo estrellado;
y cantaremos los momentos vividos.

Somos aquí y ahora;
dos mitades que forman un todo;
como un yin-yang, tu y yo,
y los anillos que forman este lazo
son mas fuertes que los recuerdos del pasado
tan solo son dos palabras;
solo tu y yo las sabremos
será nuestro secreto...