Nuestra noche de silencios

Sentada en la cama.
mostrando su desnudez,
su sonrisa cálida, sonrojada
ver sus labios deseosos de otros labios
silencioso no puedo hacer nada,
admiro el juego de luces
sobre tu vientre,
tu cadera pidiendo mi cadera,
tu sexo deseoso de mi sexo
tus manos agarrando cada centímetro de mi piel
tus labios mordiéndome el cuello,
mis labios susurrándote al oído tu nombre,
en mis ojos vidriosos emoción, ya estas aquí...

Horas que parecen segundos,
qué rápido pasa el tiempo contigo,
que lento se hace la distancia,
dos voces deseosas;
dos manos que acarician,
dos cuerpos que son versos
tu en mi, yo en tí
y de fondo una sinfonía silenciosa



Comentarios

Entradas populares de este blog

Te describo de nuevo

Queda poco

Tu y yo