Miedos

Escribo desde mi destierro a la Soledad,
al verso olvidado, a la caricia oxidada;
no tener miedo a caer mas profundo;
desnudo, sin ilusiones;
buscando entre las piedras una sonrisa.

Crepitan mis neuronas, tienen miedo,
miedo a sentir como hace veinte años
y recibir lo mismo que recibí;
palomas dulces ensartadas y en la hoguera;
y camino por las calles, sin rumbo fijo,
solo veo el frío cemento, y el humo carbonatado.

Y en la distancia , la sonrisa,
la caricia, el beso, el sexo convexo;
solo la luz entre tanta oscuridad y miedo,
y el temor, siempre al fracaso, a no ser su luz,
a desnudarme del todo y sentirme indefenso...

Mientras, en los límites de mi cordura
las hadas crean días de colores para mi;
y yo me las bebo mientras medito mi destino

Comentarios

Entradas populares de este blog

Te describo de nuevo

Queda poco

Tu y yo