miércoles, 31 de enero de 2018

Buscándote en mis pensamientos

Bebí mis noches entre tus dedos;
mientras escribo palabras hacia tu alma;
quiero rescindir el contrato del pasado,
comenzar encendiendo una nueva luz,
un camino al futuro, un camino continuo,
donde no existan sombras....

Ubicarme en el centro de un viaje,
y viajar juntos, hacia un destino incierto,
donde sólo tengan limites nuestras ganas,
sin miedo a las consecuencias,
paso firme, pero al lado,
escuchando canciones inventadas,
y viendo series en la tele del bar...

Hacer el silencio, nos sobran las palabras,
signos, gestos que crean sensaciones,
recorrer la espalda del otro buscando un beso,
crear un sueño y llevarlo a cabo,
y luchar, juntos, de la mano,

Te busqué en mis pensamientos,
como un sueño imposible,
y poco a poco mis sombras se aclaran,
mis miedos dejan de aprisionarme,
me estremezco cuando me besas,
cuando miras mis palabras,
cuando me coges la mano y la aprietas...

Te busqué y apareciste sin pensarlo;
creé la rima mas bonita y se posó en tus labios.......

sábado, 13 de enero de 2018

De recuerdos

La noche dicta soledad,
aunque el papel no forme parte del todo,
los versos caminan por designios ocultos;
y caen como hojas en otoño,
manchando de amarillos y rojos la vida;
y en un hotel de mala muerte
una mujer es azotada por su hijo borracho;
está a punto de salir el último autobús de la mañana...

Quedó el último sorbo del cafe,
y un periódico de hace veinte años abierto por la  ultima página,
el anciano recuerda, y en el parque el jolgorio;
de la mano van dos individuos que acaban de conocerse;
dejaron marchar las horas y volaron, cerrando los ojos.....

Se fue el tiempo, el reloj se retrasó hace mucho tiempo,
hay arrugas en las manos y agujeros en el pantalón;
monedas oxidadas con caras de alguien que es falso,
pensamientos, simples pensamientos en la sala vacía de un cine....

Nieva y pensamientos blancos y frios vuelven,
canciones escritas a la luz de unas farolas,
papeleras rellenas de cartas de amor a un destinatario;
el maldito gato mira desde el tejado riendose de todos;
botas sucias que caminan de nuevo;
la radio cuenta noticias alegres;
y entrelazados los tubos de ensayos del hospital
salvan la vida de una embarazada......


viernes, 12 de enero de 2018

Sal y café

En parte luz y en parte sal,
heridas abiertas por periódicos, mentiras mudas
en las torres parecidas una canción, y un olor a azufre;
miedos cansados en flores estacionarios;
protestas de color amarillo, no queda nada para rezar;
se oye un grito en la calle de atrás, y un golpe seco....
un gato queda mirando mientras se atusa los bigotes;
escribo historias de mentira que en realidad son verdaderas;
sensaciones de olor a gang bang, musitado en moderneces de postín...

Traiciones como esputos, sensaciones cogidas con pinzas;
no se lo que dice, queda sometido al ocaso, al amor de antes;
invitando a pasar las horas bebiendo absenta seca con aguarrás;
nada en la televisión interesante, y las alfombras manchadas de recuerdos;

Conociendo sensaciones, y ampliando tiempos en la barra de un bar;
vivir como un borracho hasta la locura y hasta que los nombres quiten sus letras;
caminos al final del día, sin escribir nada, o escribiéndolo todo sin parar;
como un nudo en la garganta que no  me dejase otra cosa que teclear;
y escribir las historias que forman mi vida; escuchar las alcantarillas;
y discernir las luces amarillentas del callejón escuchando de fondo un radio muerta;

Andrés escribe una carta a su amor mientras ve un esquela conocida en el bar de siempre
el café dejo de tener nombre y parece agua manchada por un pasado incierto.....


A duras penas

Lo que hice un día desapareció, lo que tanto costó,
lo que tanto soñé, el sueño que tanto deseé
se deshizo como un azucarillo en agua;
se nos fue el amor, se nos fue la nostalgia;
se fue la sonrisa, se fue la caricia....

A duras penas madrugo cada mañana;
cuesta morir un poco cada día, esperar,
no poder llorar porque las lágrimas no naces
se fue, muero a instantes, no puedo sentir;
el beso se secó, las rimas no sienten....
Soñé esta noche con aquella noche,
cuando me declaré, cuando pise el suelo y te cogí
cuando aparecieron aquellas flores, aquel globo de corazón;
tantos te quiero escritos y dichos, y se fueron, amores que no volverán;

Rimas que no volverán, caricias muertas, silencios;
pasos sin destino, como cuervos que atacan en los ojos
nada tiene sentido, el amor se nos fue, lo siento
la úlitma copa de la botella de vino toma forma en mis labios
pero son mentiras a medias,

A duras penas, el silencio y la muerte busca mi sombra,
donde mis lágrimas formaron un poema y se pusieron en tu cintura



Soy un verso descolgado

Pasan las patadas volando frente a mis ojos,
pasan los pecados de pecadores usurpadores,
rimas que no forman, sonidos que se desnudan,
canciones sin estribillo escritas en un bar abandonado:

Conoci a un hombre loco que era cuerdo,
al un filósofo de la sucia calle, del verso hiriente,
que me dijo que la verdad no existe, solo es veneno,
manché papeles de mis sentimientos,
y desaparecieron en los lindes del periódico
cené los últimos pétalos de la musa,
y robe sentimientos al mando de la televisión.

Ronroneando como una hormigonera, los recuedos....
que van taladrándome lentamente, con sus agujas,
olvidándome de todo lo doloroso con los instintos,
bebiendo las mentiras multiplicadas por diez,
recitando en los oscuros malentendidos,
pisando las puertas de un manicomio oxidado.....

Quiero volar, olvidar, volver a fumar aquella mierda,
y desaparecer, desaparecer un poco del todo que me aprisiona,
de las camisas de fuerza que  me destartalan la consciencia,
de buscar una canción que me identifique,
pero todo esta en secano, nada es lo que parece,
la rima falló a la corchea, el invierno dominó el ambiente,
y se calló el castillo, se apago la hoguera,
y volvieron las pesadillas a no dejarme descansar

Soy una rima escondida en un libro para quemar,
un caminante que no tiene zapatos, un verso monomorfo....

jueves, 11 de enero de 2018

entrelazados

Entre nostalgia y lágrimas de emoción,
conteniendo como un nudo en el estómago,
como al principio, como cuando te conocí,
sin saber que hacer, sin saber que decir;
escogiendo lo mejor de cada pensamiento,
para escribirte una canción a la guitarra;
para desear dormirme una noche mas en tu pecho,
y suspenderme de los hilos de las comisuras de tus labios;
escuchar y comprobar que latimos en la misma rima;
con la cadencia de dos estrellas, timidas, pero a la vez fuertes....

Caminando y recordando los pasos andados,
conociendo de nuevo lo ya conocido, pero en compañía;
las lágrimas, los nervios, los besos escondidos tras un árbol,
las compañías, tantas horas al teléfono,
volver a sentirse como un adolecescente que marca su cuaderno....
y volver a empezar todo cada día con una luz,
sonrisas que brillan, y que solo son apagadas de una forma,
en músicas que cambian de día y de hora.....

Calles con nombre que significan mas que unas letras,
y el barro en las botas que son signo de experiencia,
la madurez de un vaso de cerveza bien fria,
escribiendo en las lineas ocultas de tu cintura...

Escucho tu nombre en los bancos del parque,
en aquel corazón que escribimos aquel dia con nuestros dedos,
en las olas de aquel mar que nos volvió besos;
en las letras de esta carta que te escribo,

Es el destino que unio corcheas con rimas........

miércoles, 10 de enero de 2018

Postales de noche

Dormido en una trinchera negra
de la que tomar cervezas encarceladas
entre los besos solteros de tantas noches;
caminante del tiempo, susurrante de nostalgias:
caminante de recuerdos, despedazando malas historias....

Busco entre mis palabras, papeles robados en invierno;
aquellas lágrimas de emoción, aquellas canciones de radios viejas,
escuchando el pan duro de un callejón con vientos inventados;
fiestas cantadas en un bar, que no tiene amores, tiene recuerdos;
entre los labios de dos enamorados,
primaveras entre las flores de un jardín envenenado, 
cuando algunos sienten menos que alguna estatua....

Una guitarra descolorida, y una voz que sabe,
monotonías en la misma ciudad, la luna que no sonríe,
se esconde entre nubes de colores, mirando de dudas rojas
las cosas que no se dijeron, y las firmas a media luz en una cama;
bebiendo un whisky seco, y camisas rotas en el suelo, en caótico cosmos.

Rimas escritas a media madrugada en la ventana junto a un gato;
caminando a ras de cielo, yendo de lado a lado, sin rumbo, sin origen,
leyendo en periódicos que no se han escrito, noticias que aun no se han guionizado;
desfilando entre ideas de múltiple fe, leyendo entre los renglones de un cheque sin luz,
imploro las noches que quedaron en el asiento de atrás de un coche del depósito



Insomne

El silencio fue el primero,
el camino al reloj que murió un día,
palabras sin forma en un insomne
que lee a otros para aprender....
escribo estas palabras en medio de una noche
que despierta mis sueños dormidos,
al escuchar las palabras directas
con la dureza del cemento en un papel.

Imposibilidad de escribir en tiempos
apocopando caricias en los pasos muertos
dando vueltas siempre a la misma idea,
musitando, suspirando, susurrando sensaciones,
y calmando los domingos en una cama extraña;

Desnudo y despierto, manchando renglones imaginarios,
acaudalando recuerdos para guardarlos en la memoria,
no aparece esa que llaman los artistas, solo silencio
solo ideas superflúas sin conexión, sin Morfeo,
sin los tintes de porcelana en un instante dormido
hacia un loquero que estaba cuerdo....

Ciudades que vuelan por mi memoria,
besos y caricias que suenan como si fuesen en directo,
charcos donde ya no pisar por verguenza,
y todo eso en una noche, hasta el alba,
con múltiples cervezas a medias, sin labios con los que hablar,
y las rimas no nacen, solo recuerdos, pensamientos difusos,

Hay dos estrellas que marcan el ritmo de la noche
y una esta empezando a apagarse

martes, 9 de enero de 2018

Un enero cualquiera que fue unico

Un enero, una caricia, un beso;
un silencio que hablaba mas de la cuenta,
la canción que sonó mas lenta de la cuenta,
y a partir de ahí todo tomó forma, todo con sentido,
la canción escribió tímidamente su acordeo primigenio,

Recuerda, la primera cancion, tu primer fá sostenido,
como dimos luz donde todo era oscuro y ténebre....
la noche en que dos fuimos más que cuatro,
cuando la música enmudeció, no sonaba nada....
el beso, en el reloj, escondiéndonos de la gente,
la cancion que sonó mas que nunca,
la sorpresa, los nervios por tocar para nadie y para uno...
el despertarnos desnudos y saber que teniamos a quien queriamos tener
ver caer la noche desde un castillo, y abrazarnos en el mar,
y que las olas nos abrazasen en silencio como el mejor regalo,
y recordar y recordar, y crear nuevos proyectos, nuevas ideas, nuevos viajes...

Hoy recuerdo, y no paro de recordar emociones,
de decirte que te quiero en cada pisada que das, en cada giro de tu cadera,
en cada sonrisa un poco de mi se mantiene en tus comisuras,
un poco de mi en cada cancion que suena  en la radio.....

Un enero que fue el primero de muchos eneros,
el primero que dio sonido, ritmo y sentido al paso lento y firme,
al reloj que marca las horas al reves, contando lo que falta,
al gato negro que nos mira desde un tejado pasando de todo,
a aquellas calles de Madrid que nos conocieron,.....

Un enero cualquiera, pero un primer enero....




lunes, 8 de enero de 2018

para que la noche no termine

Quizá oscurece en el fondo del armario,
las cartas olvidadas pintan sus labios de carmín;
desnudo, en el oscuro jardin del Ocaso
me miro en el espejo, y veo un Silencio,
ejecutante de palabras, y sinfonias sordas
en el callejon de atrás, en el bar de la nostalgia,....

Pongamos el reloj sobre la mesa,
el sentido del cambio, las sonrisas imperfectas,
con los números de teléfono escondidos en el bolsillo de la camisa;
romper las mentiras a medias y las medias mentiras,
y suscribirse a un boletín de imagenes impuras;
las olas traen y llevan besos, en mensajes de salitre,
besar sonidos y acariciar al viento sobre el pelo,
estallar en risas y en lágrimas y vivir y morir un poco cada vez,
sonrisas que son risas, y risas que son llantos, la antirrisa diaria,
dos cuerpos hacen lo que quieren sobre una cama;
y convierten el aqui y el ahora en cuando y dónde,

Se escucha a lo lejos el maullido de un gato oscurecido
por las noches entre tejados que son confidentes,
entre picardias adolescentes, entre momentos olvidados,
y los recuerdos vuelven, y se van, como las olas....

Una cerveza a medias en un lavabo desnudo,
caminar de la mano de quien todo el mundo desea,
sonar una guitarra, y ser realidad el sueño,
suspirar por la buena nueva del periódico
y leo y releo a medias el libro de un cantante,
como acaricia con sus rimas el alma de otro compañero,
y dejar a medias una cerveza
para que la noche no se acabe....

Por la noche, en la cama.....

Marchitos entre papeles solitarios que quedan en el alcohol; sobre ventanas oxidadas a un patio putrefacto; culmino sensaciones, recitando c...