Entradas

Mostrando entradas de julio, 2016

mirando juntos estrellas fugaces

Descubrí tus labios una noche;
y suspiré el motivo de la luz;
caminé por caminos duros
hasta que al final apareciste;
quiero suspender, para volver a estar contigo
recuperar tantos tiempos perdidos,
y desnudar mi alma sobre un papel;
quiero escuchar el latido de tu corazón;
mientras miramos estrellas fugaces;
resolver acertijos con tus manos en las mías;
y robar tus ojos y guardarlos en mi camisa;
para que estén cerca de mi alma:
te quiero por el sonido de tus pies en la arena
por como mueves tu cintura cuando bailas para mí;
por tantas risas que creí que no tenia guardadas;
por tanto amor que pones a cada momento...

Te quiero, por lo que eres, por lo que sientes;
por hacerme sentir vivo, por hacerme mejor poeta;
por eso mis rimas saben a ti
por eso mis labios necesitan de ti...

partitura en verso

Despierto de un sueño, el mejor sueño de mi vida
y te veo dormida a mi lado,
tus labios dulces que hace unas horas me acariciaban
susurran el amor que te profeso día a a dia;
como una sinfonía de ilusiones que surcas:
al cambiar la hora el cuerpo palpitante;
el sexo con el sexo, la voz con el tiempo,
el decirte que te amo sin miedo,
a descubrirme a tus ojos, verme reflejado en ellos;
suspirar juntos a la luz de las velas....

Escucho tu corazón latir lentamente;
y un suspiro de lo mas hondo nace;
el Parnaso en forma de mujer a mi lado;
descubro los sonidos del tiempo, la sonrisa perfecta
la musa, la celebración cúlmen del amor.

Las sábanas guardan nuestro secreto hecho orgasmo;
el viento que mueve los pliegues de tu falda;
mientras escribo un verso en tu cintura
es la borágine del amor hecha forma;
y la mejor sinfonia que un poeta puede recitar


Entrelazo mis besos con los tuyos

Cuando te beso, en las noches de insomnio la noche desnuda su sentido; canta la soledad del sonido del viento; en las miradas del reloj: vuelo hacia otra galaxía; no hay lugar ni tiempo, solos tu y yo; el paseo al tiempo que no te conocí; cuando eramos dos desconocidos; cuando te buscaba aún sin saber si existías:
Lloré pesadillas en muchos papeles hoy rotos; camine por las ilusiones que otros tenían; mientras busque tus labios; Se parará la hora una noche mas; mis manos recorrerán tu cintura; cuando los labios canten a coro una balada; dos lenguas de fuego en el mismo idioma; dos sinfonias acompañadas, el te quiero no dicho, en un lenguaje dulce; donde tu y yo solos nos entenderemos
mi boca en tu boca, mis manos en tus manos; haciendo el amor a la luz de las velas; conjugando juntos el mismo verso y hacer el verbo carne en tu cintura; y suspirar el domingo que te vi por primera vez

dislocaciones de una fotografía

Escribo mis dedos en tu espalda mirando al infinito que marca la luna llena; no suena el tiempo, solo un tic tac líquido que camina por un sendero luminoso; es la nostalgia del beso, el te quiero a trazos que desnuda el sonido del viento, el amor que susurra las caricias, para descansar sobre un sueño; quebrados quedaron los domingos; y las noches destilaron el cansancio matutino; vigilantes inamovibles del silencio; ahí escribo mis canciones escondidas; donde no cubrir de inocencia la calle; que desde hoy es un poco más distinta; aires de porcelana, rastrojos luminosos; mientras los versos cubren su función, ahí permanecerá vivo el poeta; y mientras haya amor, la rima pervivirá porque el amor vivifica las sensaciones; calman los espíritus combativos; desgarro mi alma, bebo mis tormentos y le doy tu nombre a una estrella fugaz....