dislocaciones de una fotografía

Escribo mis dedos en tu espalda
mirando al infinito que marca la luna llena;
no suena el tiempo, solo un tic tac líquido
que camina por un sendero luminoso;
es la nostalgia del beso, el te quiero a trazos
que desnuda el sonido del viento,
el amor que susurra las caricias,
para descansar sobre un sueño;
quebrados quedaron los domingos;
y las noches destilaron el cansancio matutino;
vigilantes inamovibles del silencio;
ahí escribo mis canciones escondidas;
donde no cubrir de inocencia la calle;
que desde hoy es un poco más distinta;
aires de porcelana, rastrojos luminosos;
mientras los versos cubren su función,
ahí permanecerá vivo el poeta;
y mientras haya amor, la rima pervivirá
porque el amor vivifica las sensaciones;
calman los espíritus combativos;
desgarro mi alma, bebo mis tormentos
y le doy tu nombre a una estrella fugaz....

Comentarios

Entradas populares de este blog

Entre tus sonrisas

Temblores....

Te describo de nuevo