Tras los ojos cinicos de un puente

En los dias como hoy,
cuando la calle se vuelve fria,
hago recuerdo de mi pasado,
donde no quedó nada, todo murió,
Ahí te das cuenta que como decía el refrán
cualquier tiempo pasado no fue mejor;
queda resuelto el dilema, del placer,
no hay quien encienda las velas y las sople,
ya no sirve, la tarta es una ilusión que se difunde;
algo donde nos resguardamos y ponemos tintas dulces
a la mentira que hay tras la piel y huesos.

No es el motivo de la sonrisa,
es el cambio del clima, una distropía,
no utilizar nadie para nada, ya aburre,
mejor encauzarnos en nuestro interior
y ver nuestro propio veneno,
Hacer de nuestra Soledad un castillo
y resguardarnos, así no quedara nada ni nadie
y los domingos cuando luzca el sol
y miremos con nostalgia tras la ventana
veremos como hay falsos y falsas caminando por la calle

Comentarios

Entradas populares de este blog

Te describo de nuevo

Queda poco

Tu y yo