de un fin

Pulso las letras en el pasado
combinando alcohol con recuerdos pasados
en las miradas dulces del tiempo muerto,
que se desnuda muy lentamente;
quizás sea el tiempo añejo, NO es recuerdo,
aún suena despacio el martillo percutor
del motivo aparente del adiós
donde no queda nada para hablar;
no es momento, no es lugar;
no es el tiempo, es el viento
que suena al pasado
porque no es el sonido
es el beso dado al aire,
sin simplicidades varias,
donde no queda nadie.

Así es el momento pasado,
el último instante despedido
la SOLEDAD DEL PASADO,
el recuerdo de un futuro aparente,
donde no cambia la hora,
es el aquí, el ahora, el peso del tiempo,
donde no hablar, solo sentir,
solo recubrirse de miserias,
del recuerdo, del movimiento del viento,
que no suena, es el sonido
el tiempo huye .......

Comentarios

Entradas populares de este blog

Entre tus sonrisas

Temblores....

Te describo de nuevo