Palabras

Escucho las letras ultimas
del pasado, donde los ojos
calman las caricias,
el ultimo beso escrito a medias,
donde no suena, es el destino
que se resulta del pasado,
no es el momento, es la mirada tenue
que descubre la música de la radio;
la balada del tiempo, el olor de la hierba fresca
en las plantas de los pies.

No es el instante, es el último momento;
aún suena lentamente la noche,
el repiquetear de las campanas de la iglesia
es el instante después de la despedida;
no es el ahora, es el siempre
un futuro hasta la próxima vez;
la última lágrima...

Dejé de reflexionar,
envenené mi garganta y mi memoria
con la lánguida sensación del tiempo;
pero el tiempo dejo de existir por si mismo
se autofagocitó una noche;
soy un pasajero del ultimo vagón del tren
el que desnudó el reloj al despertar
las miradas frías del anciano sin pelo,.,,

Comentarios

Entradas populares de este blog

Entre tus sonrisas

Temblores....

Te describo de nuevo