Pasajero de la Tormenta

soy un pasajero de la tormenta,
donde el silencio desnuda su mirada
y el amor se hace lentamente

caen las gotas lentamente,
magullan y acarician,
como no teniendo forma ni fondo,
enclaustradas en una vasija de cristal invisible

pasajero de la tormenta
con el polvo en los talones,
un hombre se va a dormir
con el recuerdo de lo que un día fue.


El ultimo rugido de un motor
y los semáforos gripados se desnudan
el ocaso llega
la Luna empieza a sonreir
y yo miro todo desde una ventana

soy un pasajero de la tormenta
soy un pasajero de la tormenta



Comentarios

Entradas populares de este blog

Te describo de nuevo

Queda poco

Tu y yo