meditaciones de lluvia

En una calle el tiempo suena,
donde las miradas se desnudan,
cambiando donde las paginas del libro
dejan de tener color,
se rompen las barajas,
ya dejaron de tener su finalidad,
cambiando las letras de las canciones,
combinando bebidas alcohólicas
con puñetazos vacíos,
en los lagartos resultando
el veneno que huele a whisky

El bar cerrado, y en el charco
el reflejo de una mirada tenue,
cobrando las letanías de la calle,
con los sonidos del silencio, y la tormenta,
en su susurro, acaricia mis pies
y miro mi reflejo en un charco;

No encuentro el sentido que parece ser que suena en las discotetas

Combino los sonidos de mis botas en el barro
con un recuerdo que un día fui




Comentarios

Entradas populares de este blog

Entre tus sonrisas

Temblores....

Te describo de nuevo