casualidades que fueron reales

los astros conjuraron,
y unió nuestros labios,
caminando lentamente por baches,
pero siempre de la mano,
navegando por los ríos del destino;
y escribiendo nuestra historia,

Escucha como se hincha mi pecho
como palpito a cada caricia,
cómo disfruto con cada vez que te veo,
eres la tinta de mis lágrimas,
y la voz sobre la que compongo partituras
en las que susurro tu nombre silencioso,
y camino por los secretos tenebrosos
en que eres el faro que me guía...

Ahora que te conozco, se lo que es vivir,
cómo todo tiene sentido, por fin,
como eres musa caricia y compañera,
causa del amor, causa de la felicidad,
culpable de mis momentos de sensaciones,
la guitarra en la que componer la mejor balada,
el mejor suspiro en tu compañia,
y la mejor lágrima tu mejilla

Comentarios

Entradas populares de este blog

Te describo de nuevo

Queda poco

Tu y yo