Tus silencios

son tus silencios;
tus labios callados;
tus ojos que miran vagamente;
la causa de mis desvelos;
de mis insomnios, de mis pensamientos;
la causa de que se me clave una espina;
el por qué de mis meditaciones diarias;
de sentir que me falta el aliento;
de secretar soledades, de no vivir;
abre tus labios, grita, siente, rie, llora;
díctame el camino a seguir;
para poder ser persona, para poder seguirte,
si necesitas una mano, ahí tienes la mía;
sabes donde estoy,
y si no estoy;
en tu recuerdo siempre me tendrás....

Comentarios

Entradas populares de este blog

Te describo de nuevo

Queda poco

Tu y yo