fortaleza diaria

Asesino nostalgias que me invalidaron,
donde las manos dejaron de acariciar;
quizás sea buen momento, no lo se;
la luz empieza a abrirse ante mis ojos;
en la senda que se hace llana;
ya pasaron las temporadas frigidas;
aunque no será la unica, ni la última
necesito la fortaleza para luchar;
para no sentirme débil
para no caer de nuevo en la tentación
para no caer en la depresion,
para que las manos dulces del pecado
me lleven por mal camino.....
el lento sendero del caminante opaco.....

Comentarios

Entradas populares de este blog

Entre tus sonrisas

Temblores....

Te describo de nuevo