Lágrimas

De mis ojos nacio la sal,
y en mis manos la soledad,
navegando en las olas de mi memoria
por las torturas que me acompañan diariamente;
no soy quien parece que soy,
lo que digo es mala expresion de mi alma.
y en mi congoja diaria suspiro
y reclamo la soledad, el silencio, un momento;
mis noches de despertarme con la almohada llorada;
en compañia de mi miseria y mi dolor;
escribiendo versos de media tinta,
que nadie leerá, es mi sino;
y ocultandome en una fachada de ilusiones,
mientras me voy apuñalando cada vez mas y más,
y Ella, La Soledad, es la única que me abraza a cada instante.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Te describo de nuevo

Queda poco

Tu y yo