tras el alcohol

En silencio.
donde la noche calma los tormentos,
aún queda un instante para el regocijo
meditar el tiempo,
el aquí, el ahora
el combinar besos y caricias
con el frio cemento, todo es igual.

Buscar besos tras una sábana,
terminar las locuras por momentos
olvidar las ilusiones,
retomar las noches olvidadas,
pero calmar la lucha con alcohol.
empezando una nueva calma
la que hipnotiza el subconsciente,
y te deja sumido en una catarsis,
que te cambia de día y de hora,
circunscribe la miseria
envuelto en un jubón harapiento
masticando las palabras letra a letra,
y sumergiendose en los brazos de Morfeo,
con el busto tranquilo y apagado

Comentarios

Entradas populares de este blog

Te describo de nuevo

Queda poco

Tu y yo