lágrimas de extrarradio

una campana llora
por los momentos olvidados
que dinamitaron la consciencia
robando puñaladas al pasado;
no es momento para descubrir
los bajos fondos.

Las luces se encienden
las sonrisas campan a sus anchas
donde los papeles pesan,
las letanias sufren su momento
en las canciones viejas de los Beatles,
rezumando los recuerdos,
Así que las mirandas tornan frias,
el pasado pescó un resfriado,
y la Soledad empieza a vestirse
y pasear dulcemente entre mis dedos,
mientras tecleo lágrimas invisibles
en las costuras de mi pantalón
donde camino al destino incierto
de un poeta alcoholizado invisible
tras los lupanares que salen como setas

Comentarios

Entradas populares de este blog

Te describo de nuevo

Queda poco

Tu y yo