mujer de sueño casi real

Enebro un orgasmo con tus manos,
descuido mis preocupaciones, solo tu,
solo la noche, el amor permanente,
la soledad que suena en nuestros corazones,
el amor, mi boca en la tuya
dos lenguas de fuego se unen,
somos la mitad, somos todo,
somos la parte que nos falta al otro.

Desdibujo mis versos sobre tu cintura,
me pierdo en los montes de tus piernas,
reflejo el deseo deseado y lejano,
el suspiro dado en momento adecuado,
las noches sin luz llorándote porque no existías,
hoy la luna ya no muestra una sonrisa impasible
ni el grajo grita desde el busto, nunca jamás,
susurro su nombre, y me viene su eco...
te palpo entre las sabanas grises,
cierro los ojos a esta locura,
deseo que este sueño nunca termine
que sea real, que seamos reales,
mientras acurruco mi cabeza en su cintura de sueño




Comentarios

Entradas populares de este blog

Te describo de nuevo

Queda poco

Tu y yo