balada dulce de noche nueva

En los susurros tiernos
donde la noche habla,
evacuo mis sentimientos en una lágrima
beso las sensaciones dulces del tiempo,
me encuentro maniatado,
esclavo de una cintura, enamorado
siendo un mero cantante de una balada insonora,
descordando una cintura de guitarra,
meditando cómo renovarme internamente.

Se escucha en el aire,
respiro los sonidos de unos pies en la arena,
acaricio el baile de sus caderas sobre mí,
el aletear de una mariposa, el resumen del día
la mano sobre mi mano, el reloj que va tosiendo.

En los parajes destinados al sonrojamiento
una balada de rock en la radio.
un beso a sotto bocce,
un te quiero a través de una lágrima
y mis manos escribiendo un poema
el poema que necesita mi pensamiento hacia ella....

Comentarios

Entradas populares de este blog

Entre tus sonrisas

Temblores....

Te describo de nuevo