Siempre tarde

Siempre llego cuando ya no están,
cuando nadie queda, solo silencio
besos que aun se respiran
pero mi cuello dejó de sentirlos;
un día de invierno, nadie canta
al sonido del alquimista loco
que vive en una cabaña en la montaña
feliz apartado del mundo;
un sonido lejano, una mirada perfecta,
ojalá se cantasen mil canciones;
en el pasaje oscuro al manicomio,
del creador de miradas, de guiños,
de sonrojamientos, de respiraciones aceleradas;
donde un roce enciende la mecha;
siempre tarde...

En un túnel, el tunel de los placeres;
dos cuerpos se unen, dos manos luchan,
forcejean dos lenguas, no es la mía,
siempre tarde, no es la hora,
volar y buscar al otro lado del cielo,
paso firme, pero siempre tarde.....

Comentarios

Entradas populares de este blog

Te describo de nuevo

Queda poco

Tu y yo