pre y post....

Tengo mis silencios, mis pensamientos,
las tímidas tintas de mis pensamientos,
y escritos sobre una piel dulce,
olor a fresas sobre el cuello,
y sobre los tobillos un pulsera;
no hay momento solo silencio;
solo el aletear de una mariposa,
y un olor a cera incandescente.

Solo el silencio es lo que vale;
dos cuerpos encadenados al ocaso;
dos bestias luchando bajo las sábanas;
en una lucha encarnizada de fluidos;
no poder disponer de tiempo,
un silencio solo repleto de jadeos;
el reloj se para en ese instante;
quizás seria bueno rebobinar y empezar otra vez;

Silencio, caricias, y un acorde a medio dar;
el verso y el verbo  se hizo carne
meditaciones de una noche de verano;
mientras un vestido fresco queda tendido en la cuerda...



Comentarios

Entradas populares de este blog

Te describo de nuevo

Queda poco

Tu y yo