Mil Noches de Insomnio

Desbordado, iluso,
abochornado pero feliz,
en tantas noches que la luna
desnudó sus manos y me abrazó
en los estanques ocultos de mi ser;
camino en pos de mi destierro,
completo las sensaciones ocultas
que filosofan a mi alrededor;
¿quien es ella, que hace,
por qué muestra su sonrisa?
¿soy su privilegio o su juguete?
No lo se, camino a bandazos
con un bate a la espalda;
una mano abierta, una caricia,
un suspiro emborrachado;
describir círculos imaginarios en el suelo;
volver a ser adolescente,
pasar noches en vela,
recitar su sonrisa diaria;
ocultar mis lágrimas, por su bien,
necesidad de su necesidad
aunque pasen mil noches de insomnio

Comentarios

Entradas populares de este blog

Te describo de nuevo

Queda poco

Tu y yo