el banco solitario

Descubro las noches que cuentan tus labios
y fui esclavo de tus labios una noche
escribo los naufragios desnudos en un papel
y deja de sonar la voz del silencio;
dos casados se arrancan los botones de la camisa;
el piano desafinó unas lágrimas mal vendidas;
resonó la balada descuidada, el amor vuela en las calles;
la tinta corre, el verso se convierte en beso;
quiero explicarme en tu sonrisa
suspirarte cada noche; y olvidarme del silencio;
ver el universo en tu barra de labios;
no era igual, caminante sin destino;
esconderme en las noches; y besarte invisiblemente cada noche
me cambia la voz, me ronca el pasado;
curo las nostalgias de cada día mirando tu fotografía,
escribiendo canciones sin melodía,
escribamos juntos las corcheas ligadas;
el paseo cambia de forma,
es diferente,  pero es la esencia;
tu y yo en otro lugar en otro día;
quiero hacerte la realidad de mis días...

Y en el parque de siempre el banco, nuestro banco
donde hace unos meses fuimos otra cosa;
ver la cálima de la mañana;
sentarme y sentirte conmigo

Comentarios

Entradas populares de este blog

Entre tus sonrisas

Temblores....

Te describo de nuevo