Y al final apareciste

Curso mis ilusiones en tu cintura
curando mi locura por tu ausencia;
no olvido todo y cada uno de los instantes que te besé
haciéndose más necesaria tu presencia;
quiero susurrarte el camino a seguir
yendo juntos de la mano
por el camino de baldosas amarillas
buscando quien nos hipnotizó

Es la ilusión, es la locura,
es el instante antes del beso,
la caricia en la mejilla;
tus labios llamándome, te quiero;
termino de mirar tu cuerpo desnudo en la cama
mientras te veo dormida, plácida
como un hada que aún no ha despertado;
suspirando el reposo del día, los nervios;
el saber si las sorpresas serían suficientes;
el dulce repiquetear de tus dedos en mis mejillas;
no hace falta nada más, tus labios, mi alma....

En el silencio de la noche no puedo mirarte
no quiero romper el instante mágico de tu cuerpo en mi cama
y mis caricias hicieron realidad la ilusión de tenerte conmigo

Comentarios

Entradas populares de este blog

Te describo de nuevo

Queda poco

Tu y yo