nuestro momento nocturno

Me olvido en tu cintura
recorro tus pliegues dulcemente
acompasando mi respiración con tus manos,
tus arañazos en mi espalda con mis jadeos;
quiero sentirte como si fuese la última vez
disfrutar cada segundo de mi piel con la tuya...

Ahora que se acerca la hora,
solo nos queda el silencio, la caricia,
el estar uno en el otro, sentirte
sentirte a cada momento, incluso sin estar conmigo
rodar juntos nuestra película;
plantar semilla en tierra buena y que florezca....

No me arrepiento ni un segundo de aquel día
cuando te vi con la guitarra en un escenario
no se lo que cantabas, solo se que te quería para mí...

Orgulloso y con miedo, me recuesto sobre tu pecho,
me acaricias y me duermo, que no sea un sueño, que seas real,
mientras tus labios de nube de algodón  se posan sobre los míos
y juntos, abrazados vemos estrellas fugaces tras la ventana






Comentarios

Entradas populares de este blog

Entre tus sonrisas

Temblores....

Te describo de nuevo