tarde de lluvia

Vacío, en el hastío de la noche,
discurro mis pensamientos,
como lupanares de lluvia, fría;
pienso las realidades, y veo un muerto;
las noticias del ayer, ¿las de mañana? yo que se,
quizás sea el objetivo del camino que mis pies,
repletos de memorias y recuerdos quieran,
enbrujado de las caricias de una mujer,
que me ha destinado a un buen camino;
y las rimas surgen sanguinolentas,
como un cuentagotas envenenado,
martilleándome las sienes poco a poco.
y diciéndome que el ocaso es la hora perfecta....

Comentarios

Entradas populares de este blog

Te describo de nuevo

Queda poco

Tu y yo